Posteado por: pablolopez | mayo 7, 2008

Improvisaciones del tiempo (I)

Vuelvo tarde, como la madrugada,

pensando sólo en el sueño

que me provoca estar despierto.

Y es la vida la principal causa de la muerte,

y la tristeza causa de la felicidad.

No llores, no llores nunca por nada,

sólo hazlo para desahogarte,

porque las lágrimas ni consuelan, ni agradan

pero brotan de los ahogos del corazón.

La tristeza es salada, como las lágrimas,

y la felicidad dulce y con aroma a beso.

Yo sólo quiero eso, perderme en el olor sin precio

del amor escondido y lejano,

que no se ve cuando llega,

pero llega.

Sin saber nadie por donde,

invisible e intangible sentimiento luminoso

que rompe la realidad y la pinta a su antojo,

ya no hay reglas ni verdad,

ese es nuestro gran deseo en realidad,

vivir como quién se ha dormido

y no sabe que va a pasar,

pero le da igual, porque

sea lo que sea

nada irá mal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: