Posteado por: pablolopez | mayo 12, 2008

Agua del río

La muerte nos cambia

y nos invita a vivir

la vida que nos queda

pensando en el morir.

La vida sólo es larga

cuando es espera

de algo que

no se sabe si vendrá.

Yo no espero,

mi eternidad no tiene tiempo,

ni tierra, ni dueño.

Si alguien me recordase,

cuando ya hubiese muerto,

yo sólo le diría

que seguro que tiene

cosas mucho más

interesantes que hacer.

Y yo con mi eternidad no quiero

robar tiempo

a quienes disponen de él

cuando yo no lo tenga.

Vive tranquilo

y olvídame

tranquilo.

Yo soy

como el agua del río que pasa.

Y tú también

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: