Posteado por: pablolopez | junio 16, 2008

Extravagancias de la libertad

De repente te despiertas o, simplemente, no has dormido y hasta ahora no te has dado cuenta de que llevas horas y horas dando vueltas a tu cabeza y ya es tarde…

 

Huele a rejalgar ¿o serán cosas de la imaginación? a miles de sueños de ti bebo un vaso de agua mientras ojeo una revista mirando, de vez en cuando, la oscura madrugada de Madrid por la ventana ¿habría podido hacer esto antes?

 

Apuro el vaso de agua, me siento en un sillón del salón y enciendo la tele. Sé que antes no habría estado aquí, que habría seguido en la cama sin poder dormir, pero ahora puedo distraerme en las noches de insomnio si eso quiero.

 

Vuelvo a la cocina y noto el mal olor de la basura, me sirvo un vaso de leche y pienso en lo bonitas que son las jaulas de oro. Que tentadoras… abro la ventana y observo las luces encendidas de otros vecinos desvelados.

 

Me gusta sentir el frescor de la noche. Cierro los ojos y disfruto.

 

Nada como la libertad. 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: