Posteado por: pablolopez | agosto 21, 2008

Sin Norte

A veces la oigo bajar la escalera

como un recuerdo ajeno perdido en mi mente

-constructora de encrucijadas-

que vuela libre de ataduras de Norte a Sur

o de Sur a Norte

atravesando miles de brújulas

-cada una de ellas es una vida-

insatisfechas con cada Norte que señalan,

cambian de rumbo a capricho.

Así nadie camina acompañado,

pues todos tienen su Norte variable.

Habrá, entonces,

que solapar las agujas.

¡seamos nosotros nuestro Norte!


Respuestas

  1. sigue asi Pablo! yo hace muxo k no escribo, pork el poema k tengo por acabar es demasiado doloroso. Eres un crack!

  2. Gracias tío! yo precisamente consigo deahogarme por medio de la poesía. Para mí, una de las facultades de la poesía, es ese poder que tiene para transformar el dolor en algo bello.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: