Posteado por: pablolopez | noviembre 28, 2008

La Oveja negra

Hay dos cosas que no soporto en una conversación: la primera es que me hablen a gritos, la segunda es que no me dejen hablar. Yo reconozco que soy un hombre de pocas palabras, pero por eso mismo me gusta que cuando hable se me escuche y no se me interrumpa. Me gustaría que todo el mundo me atendiese con el silencio y respeto con el que yo les escucho, pero no suele ser así. No ha sido así hoy.

No soporto las personas que tratan de inculcarme su forma de pensar ¿es que la gente no puede respetar mis ideas y ser tolerante con ellas como yo lo soy con las suyas?

El mundo está en llamas, mi mundo está en llamas y mi único refugio eres tú. Me rodea un universo decadente lleno de desprecio e incomprensiones. Ya no sé con quién ir y estoy cansado de fingir ante y por mi familia. Esto se acabó.

A veces siento deseos de abandonarlo todo y a todos. Soy muy social, pero me duele tratar con personas que no me tratan con el mismo respeto con que yo las trato, así voy tragando y tragando. Ellos defienden sus ídolos y yo mis valores, pero como no hay ningún ídolo sobre ellos dicen que no creo en nada.

Yo creo que las personas pueden convivir sin pelearse por tonterías, ni discutir por cosas que no saben. Yo creo en la amistad y creo en el amor. Yo creo en ti, cariño, y creo en el futuro. Todo se está derrumbando y no sé qué pasará, pero creo en el futuro porque tú estás en él.

Me siento triste, porque cuando estoy solo soy triste y mi cabeza está tan nublada que ni soñar contigo puedo. Me gustaría desfallecer en tu brazos y llorar mi desdicha, la desdicha del marginado que no tiene el mismo dios que sus padres, ni sus hermanos, ni sus amigos…


Responses

  1. Finalmente nadie recibió esta carta/desahogo. No encontré nadie a quién dársela y se quedó acumulando polvo olvidada en mi habitación hasta que me la encontré de nuevo casi sin recordar cuando la había escrito.

  2. Hay veces que ésas son las mejores cartas, a un destinatario y en un tiempo olvidado. Me encanta, te felicito!

  3. ¿Cuándo estaba fechada la carta?

  4. @Alibaimor eso es secreto 😉 Ni muy lejano en el tiempo ni muy cercano.

  5. A veces terminar significa volver a empezar.
    Terminar con lo añejo, doloroso y desfasado para un presente actual lleno de promesas palpitantes puede parecer el mejor de los sueños, y lo es, pero no siempre da como resultado la vida que soñamos. (Doy fe de ello) pero tengo que decir que no me arrepiento de ser yo, de cambiar, equivocarme y variar, de arrancarme las diversas pieles que me recubren para volverme a encontrar sola y desnuda como en un principio.
    Recuerda, Pablo, que al final de todo siempre estarás tú, las pieles que te recubren un dia caen y de repente te encuentras solo ante la vida y te das cuenta de que solo tú decides y eso es lo que mas miedo da.

  6. @Marian ciertamente, al final, en esta vida estamos solos. Todo puede cambiar en un momento de cualquier manera, la manera más dura quizás sea la muerte. No es que terminar a veces sea volver a empezar, es que siempre lo es, porque cuando no lo es lo que llega es la muerte o la decadencia. Los principios siempre son ilusionantes, porque se piensa en un futuro.

    A veces es necesario deshacernos de ciertas cosas que nos impiden ser nosotros mismos. Mi aspiración es encontrar el sitio y la gente (o al menos un sitio y una gente) con la que pueda ser yo mismo. Y los encuentro de cuando en cuando, es posible. No dudo de ello.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: