Posteado por: pablolopez | diciembre 9, 2008

Cuando dos más dos no son cuatro

A veces resulta que dos más dos no son cuatro. Sí, es cierto. Uno planea las cosas, calcula con extremada exactitud como debería salir todo y finalmente el resultado acaba siendo otro. Que divertidos son los imprevistos de la vida, si uno aprende a reírse de ellos la vida se hace mucho más agradable, sencillamente porque dudo que haya habido algún día de mi vida en el que todo haya salido como había planeado. Y sin embargo que importante es preparar las cosas con antelación, porque sino caeríamos en un mutismo o como a mí me gusta decir: tomaríamos una actitud pasiva reflexiva.


Responses

  1. Suelo planear mucho las cosas, me gusta creer que “sé que va a pasar” para poder estar preparada, pero sin duda alguna son mucho mejores las sorpresas que nos da la vida y aquellos momentos que no esperabamos resultan siendo los que más recordamos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: