Posteado por: pablolopez | diciembre 10, 2008

Improvisación del 9 de Diciembre

Deja que muera

apretándome los dientes

mientras intento morder el polvo…

pero es que ni en el fracaso triunfé.

Siempre me quedé a medias,

nunca llegué a ser lo suficientemente desgraciado

como para dar lástima,

ni llegué a hacer cosas tan increíbles

como para ser admirado.

Fui para todos

un prepotente o un quejica,

un egoísta que

sólo pretende llamar la atención.

Yo viví escondido,

pero la vida siempre puso un marco

delante de mi cabezas,

siempre fui visible

y llamé la atención

por el simple hecho de no querer llamar la atención

o querer hacer algo.

Nunca encontré una isla desierta,

ni una persona,

ni un sueño,

ni un suspiro.

Sólo me encontré a mí mismo

y eso es lo que más me molesta.


Responses

  1. he sentido el momento en que lo escribias tambien en mis manos…
    un saludo

    laura

  2. Eres lo suficientemente bueno para escribir al menos 😀

  3. asias! 😀


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: