Posteado por: pablolopez | mayo 6, 2010

La hora de todas las verdades

Cuando llegue la hora de todas las verdades

dejad que me cubra con la sábana que todo lo oculta

y llore todas mis mentiras

mientras sudo mi falta de heridas.

Yo no sé si hice bien o mal,

siempre hice lo que creía

y ese es camino de Dios

o del Dios llamado destino,

ídolo de piedra que nos hiere en la cabeza

y nos hizo perder la memoria

de todo cuanto había permanecido en la historia,

la humanidad antes de embrutecerse,

el punto exacto de inflexión

en el que no se puede ni bajar ni subir.

Hacer eterno ese momento,

hacer eterno el primer beso

a través de la ingenuidad y la ignorancia.

Aquí estoy bajo la sábana,

los relojes se pararon y llegó

la hora de todas las verdades

que nadie quiere escuchar.

Yo sólo quiero vivir una vez más

como si no supiera nada

y no pudiera saberlo,

ni quisiera saberlo

ni debiera saberlo

ni rozase saberlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: