Posteado por: pablolopez | febrero 9, 2011

Yo nunca supe muy bien

Yo nunca supe muy bien lo que quería,

aunque lo soñara.

Por eso en estas noches tan frías

no me queda otro consuelo

que llorar en la almohada,

y maldecir -una vez más-

mi mala suerte.

Yo no sé si es como soy

o por donde me muevo,

parece que no haya razones para la poesía,

parece que todo fueran ilusiones sin motivo,

complicaciones que es mejor no plantearse,

vivir como el latido del corazón:

una constante, una inercia, un no pensar…

no nos paremos,

¡no nos paremos que morimos!

Y seguimos latiendo, seguimos

caminando, comiendo, viviendo, matando.

No podemos paraaaaaaaaaaar,

podemos

ir más despaciooooooo

¡más rápido!

pero inevitable es

volver a latir una

y otra

vez

¡Es la constancia!

¡Es la inercia!

¡Es la vida!

Y entre bombeo y bombeo

se teje una clase de alma, de espíritu

-o lo que sea-

que rezuma poesía

¿lo es?

¡po-pom!

¿¡¡¡LO ES!!!?

pregunta una voz entre latido y latido.

Yo ya no se que pensar,

yo siempre confundí

ficción y realidad,

yo que siempre soñé realidades

y distorsionaba cuanto veía

tornándolo en irreal…

Miedo me da

todo,

¿pero qué?

-todo-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: