Posteado por: pablolopez | julio 27, 2015

La casa de las mil puertas

Debo seguir caminando para olvidar

y dejar atrás este lecho de lágrimas.

Yo lo sé y tú lo sabes,

la esperanza es solo una ilusión para

amortiguar el golpe que me causa pensar

que ya no estás.

Ni estarás.

Lo sé porque abrí una puerta

y tú la cerraste,

y por más que abriese puertas

todas las cerrabas.

Y ahora yo ya no voy a abrir más puertas.

Si quieres entrar tendrás que abrirla tú,

pero para entonces lo más probable es que yo ya me haya ido

y ande buscando acomodo en otra casa distinta.

Debo seguir caminando y encontrar un hogar,

debo seguir caminando y volverme a enamorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: