Posteado por: pablolopez | noviembre 18, 2008

Extravagancias de las divinidades

El cielo cayó lento y frío

sobre nuestros ojos cerrados

¿adonde fueron nuestras plegarias?

abrí los ojos, las busqué

y no vi nada.

Todo palabras,

sonidos dotados de significado

que nosotros le dimos

“Yo soy la palabra”

¡y tú serás mi Dios!

porque así un triste día

un grupo de hombres lo decidió.

Dame la vida que te dimos

¡con plegarias te suplicaremos!

todas nuestras esperanzas

en ti pondremos,

porque confiar en nosotros

es algo que no sabemos

y amar a los hombres

es imposible sin el cielo

que para eso creamos,

para que cuando miremos

no nos veamos

y todo sea Dios.


Responses

  1. La divinidad, o la búsqueda de ella, es único del ser humano. Como respuesta a las preguntas sin contestar… Eso sí, si nos fijáramos más en nosotros, se respondería más de una, seguro.

    Saludos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: